Triatlón de Pálmaces

El pasado sábado me volvía a poner un dorsal. Esta vez en el prestigioso triatlón de Pálmaces, que cumplía su vigésimo tercera edición. Me hacía bastante ilusión, ya que está cerca de mi pueblo (Palazuelos). Además, me serviría como test para el triatlón de Guadalajara de finales de agosto.

Llevaba unas semanas con buenos entrenamientos pero, al ser el principal objetivo el triatlón de Guada me notaba que llegaba algo cargado. Aún así, las sensaciones eran buenas.

Una vez allí, empiezo a juntarme con gente del club, lo que hace que los nervios vayan aumentando mientras recogemos el dorsal y preparamos las cosas. Dejamos las cosas de correr en la T2 y nos vamos a por la bici y las cosas de natación para bajar al pantano. Colocadas las cosas en la T1 ya sólo quedaba calentar.

A diferencia del triatlón de Pareja, no me quise marcar un tiempo en el agua, simplemente salir lo mejor posible, sin agobios, y sin forzar. El agua es el punto débil que, claramente, hay que mejorar, pero ya de cara a la temporada que viene. Quizás por eso me agobio menos. Aunque el tiempo fue peor, las sensaciones fueron mejores.

La primera boya llega relativamente pronto. De la primera a la tercera boya nado en paralelo a otro triatleta, lo que impide que me desvíe demasiado y, los primeros metros entre boyas, saber por donde ir hasta poder tomar referencias y ver donde está la siguiente boya, problemas de ser ‘cegato’…. Ya en la última recta, a mitad, se me escapa, pero no quiero forzar para salir del agua lo mejor posible. Aún así, no se me escapa mucho. Tampoco miro el tiempo ya que, en Pareja, lo hice y salí muy forzado en bici para intentar recuperar y mi objetivo era regular. El tiempo es malo, 42’ , pero como ya he comentado, es lo que hay que mejorar.

La T1 es un desastre, me encuentro algo mareado por lo que decido sentarme para ponerme los calcetines. A pesar de ello, en la transición adelanto al triatleta que había hecho conmigo la natación. Nada más salir de la transición empiezo a adelantar gente. En el kilómetro cinco, con la subida hecha y ya en la carretera hacia Atienza, ya había adelantado a cerca de una decena de corredores.

13781800_10154022327858369_8936340719604484616_n

Llegando a Pálmaces tras el segmento en bici

La ida hasta Atienza, con el viento en contra, decido tomármela con calma, sin forzar. Quizás regulo demasiado y llego al punto de giro con una media de poco más de 28 km/h. No le doy más importancia, sé que la vuelta, con el viento favorable y terreno descendente incrementará y, el objetivo, lograr 30km/h es factible. A pesar de seguir regulando, voy muy rápido, me encuentro cómodo y con fuerza. Al ser un recorrido que he hecho en numerosas ocasionas, voy con uno o dos piñones por encima de lo que lo suelo hacer, que luego hay que correr. Llego a Pálmaces con una medía cercana a los 32 km/h. El tiempo final fue de 1h48′. Bastante mejor del tiempo que quería.

Tras otra transición para olvidar, afronto las dos vueltas de la carrera a pie. Desde el primer momento me encuentro muy cómodo. Los tres primeros kilómetros, en descenso, los hago a menos de 4’/km. Completo los algo más de 6 kilómetros de la primera vuelta a 4’05″/km de media, apretando un poco en la subida. En todo momento voy controlando y sin forzar. Al ser un recorrido de ida y vuelta, vas viendo gente todo el rato, por lo que mentalmente no se hace muy duro. Aquí sale a relucir, una vez más, el buen ambiente del club y, cada vez que te cruzas con un compañero, los ánimos, tanto de los que corren como de los que están de público, hacen que el ritmo no baje.

13606501_10154022327978369_9131095020600920087_n

Comenzando la primera vuelta a pie

Me sorprende la cantidad de gente que voy pasando, ya estén en la primera o segunda vuelta. Al empezar la segunda vuelta, me marco como objetivo mantener el ritmo y, si puedo, apretar al final. Me tomo la bajada con algo más de calma, pero al llegar a la caseta donde se produce el giro, decido que es el momento de aumentar un poco el ritmo. A falta de 2 kilómetros cambio definitivamente el ritmo, con la idea de llegar al máximo al final de la cuesta. Sin embargo, al llegar arriba, veo a escasos metros a dos compañeros y amigos del club. Me sale la vena competitiva y no puedo evitar apretar para pasarles, lo consigo y de ahí hasta meta. El tiempo de la carrera fueron 51’35” a 4’04″/km de media.

El tiempo final fue de 3h23’44” bastante mejor del esperado y, sobre todo, muy contento con las sensaciones y con poder ver competir, desde dentro, a grandes del triatlón nacional. Aunque lo mejor, por supuesto, el momento de recuperar fuerzas de después.

Aunque la clasificación es lo de menos, acabo en el puesto 113 que, teniendo en cuenta el nivel que había no esta nada mal. Al ver los tiempos de cada segmento, veo que he marcado el vigésimo mejor tiempo en el segmento a pie, con mejor tiempo que algunos del top-10 final. Esto me da motivación para seguir entrenando lo que queda de temporada y para mejorar de cara a la siguiente. Obviamente, esto no lo habría logrado sin la ayuda de compañeros y entrenadores, que te ‘sacan los ojos’ entrenando y te hacen dar todo en los entrenamientos y, por supuesto, al buen ambiente que hay, que te hace ir motivado a entrenar.

Los datos de la carrera:

https://flow.polar.com/training/analysis/711977139

Imagen destacada: foto de equipo, cortesía de Triatlón Guadalajara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s